El precio de la vivienda terminada (nueva y usada) aumentó un 4,3% en octubre en relación al mismo mes del año pasado, más de un punto porcentual que la tasa de crecimiento registrada el mes anterior, si bien acumula un descenso del 38,4% desde los máximos alcanzados en 2007, según el índice Tinsa IMIE. Entre enero y octubre de este año el precio de pisos y casas subió un 4,8%, frente al avance del 2,2% que experimentó en los diez primeros meses de 2016.

En octubre y respecto a hace un año, los mayores incrementos se dieron en las capitales y grandes ciudades, con un aumento del 6,4% respecto a octubre de 2016 y del 7,3% en los diez primeros meses del año, y en Baleares y Canarias (+5,1%). Además, respecto a hace un año, los precios de la vivienda crecen en las áreas metropolitanas, con un 3,2% de incremento; en las poblaciones más pequeñas (resto de municipios), con un 2,3% de subida; y en la costa mediterránea, con un alza del 0,9%.

De enero y octubre, el precio de la vivienda subió un 4,8%Entre enero y octubre, el precio medio de pisos y casas se elevó un 4,8%, situándose por encima las capitales y grandes ciudades y Baleares y Canarias, con una revalorización del 7,3% y del 6,1%, respectivamente. El valor medio en la costa mediterránea mostró un aumento del 4,3% en este periodo, mientras que el segmento resto de municipios lo hizo en un 2,5%, al tiempo que en las áreas metropolitanas el precio medio de la vivienda mejoró un 1,9% respecto al cierre del ejercicio anterior.

Según Tinsa, el ajuste acumulado del precio medio desde máximos de 2007 descendió dos décimas hasta el 38,4% en octubre. El ajuste supera la media nacional en la costa mediterránea (-46,5%), en las áreas metropolitanas (-43,7%) y en las capitales y grandes ciudades (-40%). La menor variación de precios se dio en las poblaciones más pequeñas agrupadas en resto de municipios, donde el ajuste acumulado sumó un 35,4%, y al segmento Baleares y Canarias, con un 26,5%.