Amnistía Internacional ha puesto en marcha una campaña para denunciar el silencio del Parlamento español en torno a los crímenes del franquismo y para reclamar que se den los pasos necesarios para reparar a las víctimas de crímenes de derecho internacional durante la guerra civil y la dictadura.

Se trata de la campaña #EstaNavidadToca, basada en el anuncio del sorteo de la lotería, y que pide un año más un compromiso con las víctimas y sus familias y que no se siga "consolidando el silencio en torno a estos crímenes", una petición avalada por más de 218.000 personas.

En ella, según ha informado Amnistía en un comunicado, reclama al Estado medidas que permitan la investigación y garanticen el reconocimiento de las graves violaciones de derechos humanos cometidas durante la Guerra Civil y el franquismo.

"España no sólo olvida, sino que con el tiempo incrementa los obstáculos para garantizar el derecho a la verdad, la justicia y la reparación en relación con los crímenes de derecho internacional y graves violaciones de derechos humanos cometidos en el pasado", ha lamentado.

Además, ha advertido de que la falta de investigación judicial, la ausencia de datos oficiales o la inexistencia de disculpas oficiales son algunos de los obstáculos que impiden que el Estado pueda dar garantías de no repetición de estos crímenes.

La campaña #EstaNavidadToca se basa en el anuncio de la lotería de Navidad y recuerda que la justicia "no es una cuestión de suerte" "Las políticas de amnistía y olvido de crímenes tan graves como la tortura o la desaparición forzada no son el camino para evitar que se cometan nuevas violaciones de derechos humanos, sino la vía más rápida para que estos se repitan", ha afirmado el director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán.

Ante esta situación, Amnistía ha presentado al Parlamento diez recomendaciones "para dar pasos eficaces para conseguir avances en cuanto a los derechos de verdad, justicia y reparación de las personas que fueron víctimas de crímenes de derecho internacional durante la guerra civil y el franquismo".

Entre ellas, destacan la aplicación de las recomendaciones de organismos internacionales en relación con la Ley de Amnistía o con la imprescriptibilidad de los crímenes de derecho internacional y la promoción de una Comisión de la Verdad para investigar abusos graves cometidos en esa época.

Recomienda también la adopción de un instrumento integral de coordinación y canalización de búsqueda de niñas y niños "robados" o la formulación de disculpas públicas por las graves violaciones de derechos humanos cometidas. Además, pide establecer un Día Institucional en recuerdo y homenaje a las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo.

La campaña #EstaNavidadToca se basa en el anuncio de la lotería de Navidad y recuerda que la justicia "no es una cuestión de suerte". En él, se presentan los testimonios de tres víctimas de la guerra y el Franquismo; Rosa María García, torturada en 1975 por Billy El Niño, Jaime Romera, sobrino de Arsenio Martínez García, fusilado y desaparecido el 14 de agosto de 1936 y Soledad Luque, cuyo hermano mellizo fue un bebé robado en 1965.