Agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional han detenido en Madrid a un fugitivo rumano buscado por el asesinato en 2016 de la responsable de un restaurante en Verona (Italia) a la que propinó una paliza que le causó la muerte.

Según informa la Dirección General de la Policía, sobre el fugitivo pesaba una orden europea de detención y entrega cursada por las autoridades italianas después de que se perdiera la pista sobre este hombre el 27 de septiembre de 2016.

Fue ese día cuando el detenido, en compañía de otros dos hombres, irrumpió en Marano Di Valpolicella (provincia de Verona, Italia) en la vivienda de la víctima, a la que maniataron y golpearon violentamente, con el objetivo de robarle.

Tras el ataque y sin poder cometer el robo por motivos ajenos a su voluntad, los responsables huyeron en un vehículo proporcionado por otro cómplice.

A causa de la violenta paliza, la víctima sufrió una parada cardiopulmonar debido a la fractura vertebral y a la inundación hemática, lo que provocó su fallecimiento.

Tras el requerimiento del Oficial de Enlace Italiano en España, se inició una investigación para detener al presunto autor, ubicado en un primer momento en una zona de Granada.

Posteriormente se recibieron nuevas informaciones del Agregado de Interior de España en Rumanía que lo situaban en Madrid, donde podría ocultarse en algún domicilio con el apoyo de otros ciudadanos rumanos estrechamente ligados a redes de prostitución.

Gracias a estos datos se activó un dispositivo urgente para verificar esta información y proceder a su detención. El arresto se practicó con el apoyo de los GEO en una zona residencial de Madrid.