El presidente estadounidense, Donald Trump, ávido y polémico usuario de Twitter, logró finalmente usar esa popular red social en Pekín, pese a que en China esa y otras populares páginas como Facebook, Google, YouTube o Instagram están bloqueadas desde hace años.

"De parte de la primera dama Melania y mía, agradezco al presidente Xi y a la señora Peng Liyuan (su esposa) la inolvidable tarde-noche en la Ciudad Prohibida de Pekín. Esperamos unirnos a ellos nuevamente mañana por la mañana", tuiteó Trump tras la primera jornada en Pekín, marcada por esa distendida velada palaciega.

El mandatario no dudó en aprovechar el aumento de extensión de los tuits -de 140 a 280 caracteres- que desde el miércoles está en vigor en Twitter, tanto en ese primer mensaje como en los otros tres que mandó más tarde en la madrugada de Pekín, en los que amenazó a Corea del Norte y recordó su victoria electoral de hace un año.

"Corea del Norte ha interpretado mal la contención y debilidad del pasado en Estados Unidos, y eso será un error fatal, no nos subestimen, no nos pongan a prueba", comentó el mandatario norteamericano, enlazando un vídeo sobre su visita a Corea del Sur, escala anterior a China.

El presidente de Estados Unidos también aprovechó el aumento de caracteres

Había cierta expectación por saber si Trump podría usar Twitter en China, dada la fuerte censura del internet de este país, si bien existen numerosas herramientas para burlarla, como los servidores virtuales VPN, que permiten navegar por la red en el país simulando que se está en otro, logrando así acceder a páginas "prohibidas".

Horas antes de que se iniciara la visita de Trump a China, una fuente de la Casa Blanca aseguró a bordo del Air Force One de que el presidente "tuiteará lo que quiera" ya que es "su manera de comunicarse directamente con el pueblo americano".

"Estoy seguro de que tenemos el equipamiento a bordo de este avión para que pueda", destacó la misma fuente, quien lamentó que todas las grandes plataformas occidentales de redes sociales tengan por ahora vetado su acceso al mercado chino.