Harvey Weinstein sigue en el centro de la polémica, y esta vez no tiene que ver con más acusaciones por abusos sexuales, sino porque su nombre es otro de los que aparecen en los Paradise Papers. Siguen desvelándose indentidades de celebridades que han desarrollado actividades en paraísos fiscales, y al productor de cine se han unido en las últimas horas Nicole Kidman y Justin Timberlake, tal como cuenta La Sexta.

El mundo de la música y el cine ya había estado salpicado con nombres como Bono, Maddona o Shakira, y ahora se conoce que tanto Timberlake como Kidman tienen sociedades offshore en Bahamas.

Hace dos años, el rapero registró una empresa "destinada a la compra de bienes" en la isla. Primero la adquirió en EE UU y tiempo después cambió su sede para reflejar que era extranjera, un procedimiento similar al seguido por la actriz.

En el caso de Weinstein, las operaciones se desarrollaron en Bermudas. Al igual que Madonna, el productor adquirió en el año 2001 participaciones -en torno a unas 2.000- de la compañía médica Scientia Health Group.