Cuestionado por la visita de un empresario chino al municipio para estudiar posibles inversiones en la zona, ha comentado que el Cabildo intentó impulsar la restauración medioambiental para posteriormente abrir la zona al desarrollo económico, y "no le dejaron".

"Ahora serán otros los que tengan que resolver el problema", ha señalando en referencia a los diputados autonómicos.

Alonso ha comentado que está a favor de que la zona tenga un desarrollo económico, que incluso podría ser turístico, pero siempre con un peso importante del sector agrícola, que podría pasar por los frutales, especialmente el aguacate, cultivo con el que hay "muchas expectativas" en el archipiélago.

Para ello, ha destacado el conjunto de obras que se realizan en el Valle de Güímar para "mejorar" el balance hídrico de la comarca, destacando que a través de la estación depuradora, se podrá utilizar agua regenerada para algunos cultivos.