El Ayuntamiento de León ya ha definido el plan de actuaciones para hacer frente a heladas y nevadas, actuaciones que quedan recogidas en el Plan de Intervención Municipal en Nevadas, que, como ha señalado Fernando Salguero, "será incluido en el Plan de Viabilidad Invernal de la Junta de Castilla y León".

Se trata de un dispositivo para garantizar la seguridad y la normalidad en la ciudad cuando las fuertes nevadas y heladas provocan cortes y ralentización de la circulación, dificultades para acceder a centros sanitarios y asistenciales, colegios, instituciones y puestos de trabajo.

El Plan de Nevadas coordina los medios y servicios municipales para dar respuesta ante estos fenómenos con la finalidad de proporcionar asistencia en casos de urgencia, garantizar el acceso a lugares públicos y privados singulares para lograr el normal desenvolvimiento de la vida ciudadana, evitar el retraso y paralización en la actividad industrial, posibilitar una adecuada circulación en las principales arterias viales e itinerarios más frecuentados, resolver todas aquellas otras situaciones que sean consideradas de atención prioritaria y preavisar e informar a la población de forma clara y continuada de la evolución de la situación.

Por su parte, la Mesa de Coordinación de Nevadas se convocará en caso de alerta. En este organismo participan las concejalías de Movilidad y Seguridad, Urbanismo y Medio Ambiente, Infraestructuras, y los servicios de Limpieza, Jardines y Obras.

El Plan de Nevadas dispone de casi 240 toneladas de fundentes contra la formación de placas de hielo o nieve endurecida o acumulada. La reserva inicial es de 187 toneladas de sal de cantera, 24 toneladas de sal marina y 21 toneladas de cloruro sódico.

Asimismo, se movilizarán más de 400 personas para actuaciones ordinarias e inmediatas de los servicios de Limpieza, Obras, Jardines, Protección Civil, Bomberos y Policía Local. A estos recursos se suma el parque de vehículos de los distintos servicios municipales, en el que se incluyen esparcidoras y quitanieves.

Ante la alerta de nieve en la ciudad de León a los 800 metros por parte de la Agencia Estatal de Meteorología, se instalarán sacas de sal para pequeños acopios de los ciudadanos en una treintena de puntos del municipio, además de en todos los patios de los centros educativos.

Por otro lado, se establecen dos niveles de emergencia, en los que se actuará en limpieza de viales básicos para mantener operativos los servicios públicos y transporte urbano. Se han establecido 18 itinerarios que coinciden con las rutas de esparcido de sal contra la formación de placas de hielo. Asimismo, se efectuará la limpieza de zonas peatonales, aceras y viales secundarios.