Los criterios de reparto y la distribución resultante fueron acordados con las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial de Educación celebrada el 30 de junio de 2014 y en función de los mismos, se entregarán en total más de 774 millones de euros en el período 2014-2017, plazo de implantación de estos itinerarios, según informa el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

En este periodo, Andalucía recibirá 81,2 millones de euros, Aragón, 11,1 millones; Asturias, 6,1 millones; Baleares, 4,8 millones; Canarias, 18,8; Cantabria, 5,4; Castilla y León 12,6 millones de euros; Castilla-La Mancha, 23 millones; Comunidad Valenciana 45,9 millones de euros; Extremadura, 12,2 millones de euros; Galicia, 25,3 millones; Madrid, 45,5 millones; Murcia, 15,7; Navarra, 4,8; País Vasco, 4,6; y La Rioja, 3,6 millones de euros.

Educación explica que los nuevos itinerarios en ESO y Formación Profesional, implantados a partir del curso escolar 2014-2015, tienen como objetivos ofrecer a los alumnos nuevas trayectorias educativas adaptadas a sus capacidades, intereses y aspiraciones, e incrementar su motivación, así como

erradicar el abandono educativo temprano, mejorar la empleabilidad y lograr el desarrollo personal y profesional de los ciudadanos.

En el caso de la ESO, se financia la implantación de los itinerarios de enseñanzas aplicadas y de enseñanzas académicas en los cursos 3º y 4º. En la opción de enseñanzas académicas, las materias elegidas firman al alumno para que pueda continuar estudios en Bachillerato. En la opción de enseñanzas aplicadas, las materias le preparan para la Formación Profesional de Grado Medio. En ambos casos, el itinerario formativo lleva hasta la educación superior.

En cuanto a la Formación Profesional Básica, los nuevos ciclos están diseñados para evitar el abandono educativo temprano y fomentar la empleabilidad de los estudiantes, que tienen entre 15 y 17 años y obtienen un título profesional que acredita la adquisición de las competencias para desempeñar puestos de trabajo, así como competencias básicas y el graduado en ESO (si la evaluación del equipo docente es positiva a estos efectos).

El curso 2014-2015 se inició con 40.468 alumnos de FP Básica. El alumnado casi se ha duplicado en 3 cursos escolares, al alcanzar los 71.475 alumnos estimados en el curso 2017-2018, de acuerdo a las cifras del Ministerio de Educación.