En un comunicado remitido a los medios, CCOO de Industria considera que la comunicación por parte de Iberdrola a la representación sindical, de la solicitud al Ministerio de Industria y Energía de cierre para las centrales térmicas de quema de carbón que la compañía tiene en Langreo y Palencia es "una noticia nefasta que, desgraciadamente para Asturias y las cuencas mineras, viene a dar por cierto el planteamiento de que junto con la desaparición de la extracción de carbón autóctono, vendrá el cierre de las centrales térmicas en su conjunto, quemen o no carbón nacional".

Concretamente en la térmica de Lada son unos 200 puestos de trabajo directos, entre personal de Iberdrola y compañías auxiliares.

Tanto CCOO de Industria de Asturias como la sección sindical estatal de CCOO en Iberdrola, han exigido a la compañía que "cualquier medida que se tome tenga como prioridad el mantenimiento del empleo en su conjunto, así como la generación de actividades alternativas, generadoras de empleo estable, a la que a día de hoy se pretende poner fin en un horizonte cercano".

"Instamos también al conjunto de las Administraciones locales, autonómicas y estatales, a que sean claros y contundentes a la hora de manifestar su defensa de los puestos de trabajo, especialmente en Asturias, en unas cuencas mineras castigadas por el desempleo y la falta de alternativas", han señalado.

Por último, han reclamado una "reflexión profunda" a aquellas organizaciones políticas que, "de forma frívola", en el ámbito

parlamentario, respaldan iniciativas que tienen consecuencias directas sobre los trabajadores y el empleo, así como sobre el futuro de las cuencas mineras.