Seguirá lloviendo en la vertiente cantábrica, ocasionalmente con algo de fuerza, pero a partir de la tarde allí también irá a menos la lluvia e incluso se abrirán algunos claros por el oeste.

El viento soplará del oeste o del noroeste, aún intenso en la costa, y las temperaturas máximas rondarán los 15 grados, mientras que las mínimas no superarán los 12 grados.