Juan Antonio Bizcocho, concejal de Coria Puede en el Ayuntamiento de este municipio y miembro de este colectivo de madres y padres de alumnos, ha explicado a Europa Press que a la concentración han asistido más de medio centenar de personas, principalmente familiares de los niños, así como la concejal de Educación del Ayuntamiento de Coria, la andalucista Ana Paizano.

La concentración, por cierto, se celebraba después de que los representantes de las familias se reuniesen esta misma mañana con la directora de la escuela infantil, para averiguar si las gestiones de la misma ante la Administración andaluza habían obtenido "respuestas" tangibles respecto a los puestos pendientes de ser cubiertos.

Y es que en esta escuela infantil con capacidad para 126 alumnos de cero a tres años y 96 niños inscritos, las cinco bajas y vacantes sin cubrir en la plantilla han llevado a que el servicio de comedor sea prestado mediante un catering externo y no por el personal propio del centro, mientras el servicio de aula matinal ya no funcionaría los viernes y se habría prescindido de dar a los niños el zumo de media mañana. Del mismo modo, el centro se habría visto también obligado a prescindir del servicio de aula experimental.

OTRA BAJA MÁS

Es más, Juan Antonio Bizcocho ha avisado de que la plantilla afronta una nueva baja para la próxima semana, a cuenta de una "operación de cataratas" que tendría programada una de las personas que trabaja en esta escuela infantil.

"Las madres y padres de los alumnos no vamos a soportar más que no se presten unos servicios que se pagan cada mes, no vamos a soportar más la dejadez de la Junta de Andalucía ni permitir que los pequeños sufran los recortes en la educación ni la búsqueda de la privatización de los servicios públicos", enfatiza el colectivo de madres y padres.

Así las cosas, Juan Antonio Bizcocho ha expuesto que aunque a mediodía los responsables de la Administración educativa habrían contactado con la directora del centro para interesarse por la situación del mismo, el colectivo reclama "respuestas" concretas, avisando de que en caso contrario, la siguiente concentración se celebrará ante la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura.