En un acto de homenaje, Valdecilla ha querido agradecer y destacar el papel del doctor Gómez-Durán, fallecido el pasado verano, como impulsor del Servicio de Cirugía Cardiovascular y su contribución humana y profesional al ámbito asistencial, investigador y docente.

El acto, que ha contado con la presencia de la mujer y los hijos del doctor Gómez-Durán, ha culminado con el descubrimiento de una placa conmemorativa en la entrada del nuevo 'salón de actos Gómez-Durán', en la torre B, con su imagen y una mención al período que ejerció como jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular entre 1974 y 1988.

En su intervención en el acto, del que ha informado el Servicio Cántabro de Salud, la consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha destacado que el doctor Gómez-Durán ha creado una época en Valdecilla al frente del Servicio de Cirugía Cardiovascular y que ha sido uno de los profesionales más prestigiosos y que más huella ha dejado tanto a nivel asistencial como personal.

Valorado como "un gran profesional" y como un referente asistencial, docente e investigador, ha recordado que "son los trabajadores los que hacen grande a un hospital". Por ello, Real ha expresado el orgullo de Valdecilla por todos los profesionales que han contribuido a hacer grande la historia del hospital, indicando que su recuerdo forma parte del centro distinguiendo con su nombre diversas instalaciones como quirófanos, salones de actos, aulas o becas.

Por su parte, el director gerente de Valdecilla, Julio Pascual, ha hecho referencia a la "gran deuda" del hospital con el doctor Gómez-Durán, tanto por su aportación en la atención de los pacientes como por la innovación técnica y quirúrgica, y el papel de referencia nacional e internacional que otorgó al hospital en el ámbito cardiovascular.

Ha señalado que la visión y filosofía del doctor Gómez-Durán ha sido la misma que inspiró la creación de Valdecilla: ofrecer servicios asistenciales especializados para una atención médica de alta calidad, aunando investigación y docencia para este cometido.

PRIMER TRASPLANTE DE CORAZÓN

En el acto de homenaje también han participado el catedrático de Historia de la Medicina de la Universidad de Cantabria, Fernando Salmón; el doctor José Luis Pomar, del Hospital Clínico y Provincial de Barcelona; el doctor Juan Francisco Nistal, del Servicio de Cirugía Cardiovascular de Valdecilla; y la enfermera Matilde Prieto.

También se ha proyectado un vídeo con testimonios de prestigiosos profesionales internacionales, que han expresado su reconocimiento y recuerdo de la figura del doctor Gómez-Durán.

Entre todos han realizado un recorrido por la trayectoria profesional del doctor Gómez-Durán desde su época de estudiante de medicina (1948-1954) hasta su período como jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular de Valdecilla (1974-1988).

Energía, entusiasmo, innovación, actividad, disponibilidad, amabilidad o espíritu pionero han sido algunos adjetivos utilizados para caracterizar al doctor Gómez-Durán, a quien han definido como un excelente cirujano, apasionado investigador, inteligente profesor y trabajador infatigable.

Además de organizar e impulsar el Servicio de Cirugía Cardiovascular, la fecha histórica que acompañará al doctor Gómez Durán durante su etapa en Valdecilla es el 17 de diciembre de 1984, día en el que se practicó el primer trasplante de corazón a un marinero gallego de 42 años procedente de un donante de 23 años en una intervención quirúrgica que se prolongó durante seis horas y media. Desde esta fecha se han realizado en Valdecilla 679 trasplantes cardiacos.

Apasionado del mar y apodado cariñosamente como "el jefe", sobre todo entre el personal de enfermería, todos las intervenciones han coincidido en señalar que el doctor Gómez-Durán ha representado el espíritu de Valdecilla tanto a nivel docente con la formación de residentes como asistencial e investigador con la búsqueda de la innovación.