Tras el nacimiento del tercer hijo de Ana Aznar de Agag, sus padres, José María Aznar y Ana Botella, visitaron a su nieto al mediodía y regresaron a su domicilio. A primera hora de la tarde la feliz abuela, Ana Botella volvió a la clínica donde su hija ha dado a luz.

La esposa del ex presidente de gobierno manifestó que todo había salido estupendamente y que su hija se encuentra perfectamente. La concejala de Empleo y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid no quiso revelar el nombre de los padrinos, elegidos por su prolífica hija y Alejandro Agag.

José María Michavila y su mujer Irene, grandes amigos de los Aznar también se acercaron al sanatorio para visitar a la madre y al pequeño. El ex ministro y su mujer alabaron la hermosura del bebé: "Es maravilloso, el parecido aún es difícil de concretar".