Oltra, en un comunicado, anunció esta acción tras conocer la sentencia hecha pública hoy por el Tribunal Supremo (TS) en la que estima el recurso del fiscal y devuelve al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) el caso de los regalos que la trama Gürtel hizo a Francisco Camps y a otros altos cargos del Gobierno y del PP valenciano. Esta sentencia, explica, dictamina que prosigan las investigaciones, por estimar que la interpretación hecha por el tribunal valenciano dejaría vacío de contenido el delito de cohecho impropio.

"Los términos de la sentencia son demoledores con los argumentos que habitualmente esgrime Francisco Camps para su defensa, al considerar el Tribunal sobradamente probado que los regalos de prendas de vestir se hicieron de forma repetida y con aparente opacidad, lo que significa que Camps no se pagaba sus trajes y miente al afirmar lo contrario", subrayó Oltra.

"Pero esta sentencia es demoledora, sobre todo, para el amigo íntimo de Camps y presidente del TSJCV, Juan Luis de la Rúa, al quedar en evidencia que el TSJCV ofreció un trato de favor al presidente de la Generalitat al archivar esta vertiente del caso Gürtel".

Según recordó Oltra, "el 1 de octubre del año pasado presentamos una denuncia ante la Fiscalía contra el presidente del TSJCV, Juan Luis de la Rúa y demás personas que pudieran estar implicadas, por un posible delito de prevaricación".

La diputada apuntó que la Fiscalía del Tribunal Supremo archivó esta denuncia porque los jueces de ese Tribunal "todavía debían pronunciarse sobre el sobreseimiento libre de la causa de los trajes", pero ahora la sentencia del TS "da la razón al sentido de nuestra denuncia".

Por este motivo, "vamos a volver a presentar ante la Fiscalía la denuncia por prevaricación contra el presidente del TSJCV Juan Luis de la Rúa", indicó.

Sentido de la denuncia

Oltra explicó que el sentido de la denuncia por prevaricación contra De la Rúa "es que ha quedado probado que la Sala de lo Civil y lo Penal del TSJCV decretó el sobreseimiento libre de la causa a pesar de los muchos indicios de delito descritos en el auto del magistrado instructor, José Flors, y del voto particular de uno de los tres jueces que conformaban el tribunal".

"Se omitieron y separaron de las diligencias judiciales informes de la Brigada de Blanqueo de Capitales que presentaban indicios racionales de una trama de financiación ilegal del PP en la Comunitat Valenciana, algo insólito en el sistema judicial", añadió.

"A todo esto se añade la estrecha e íntima amistad que une a De la Rúa y a Camps, que manifestó el propio presidente de la Generalitat el 20 de septiembre de 2008, cuando dijo: 'tendremos que buscar en el diccionario una palabra distinta para definir esta íntima y sentida relación que nos une'.

Según Oltra "estos hechos pueden ser constitutivos de un delito contra la Administración de Justicia contemplado en el artículo 446.3 del Código Penal, 'al dictarse una resolución injusta a sabiendas de su injusticia', y estar relacionado con 'la omisión de perseguir delitos y el posible trato de favor, a causa de una íntima amistad'.

Para la portavoz adjunta de Compromís, "la justicia debe actuar por la alarma social que crea este tipo de actuaciones de un juez como De la Rúa. A la ciudadanía no se le puede trasladar la idea de un quiebre en la igualdad ante la Ley de los ciudadanos. Con lo que ocurrió con la causa de los trajes en el TSJCV se instala el pensamiento de que si tienes un amigo juez, la Ley no es la misma y crece la sensación de impunidad que se percibe de los poderosos".