Hace más de un mes, el grupo socialista presentó un centenar de firmas en el Ayuntamiento, reclamando pasos de cebra sobreelevados y medidores de velocidad. También piden bancos para sentarse.