La idea, adoptada tras publicar 20 minutos los símbolos franquistas de la ciudad, propone cambiar los nombres de las calles que aún aluden a la dictadura en Murcia. El PSOE también quiere que se cree un espacio para recordar a los 100 murcianos que murieron en los campos de concentración nazi.