Los Mossos d'Esquadra investigan si el empleado del geriátrico de Olot Joan V., detenido por el homicidio de una anciana el pasado fin de semana, puede ser también responsable de la muerte de otros residentes que habrían pasado por fallecimientos naturales a causa de su avanzada edad.

Investigan las circunstancias del fallecimiento de algunos ancianos ingresados en la residenciaSegún informan este miércoles los diarios El Punt y Avui, el detenido habría admitido poco después de su detención, el pasado lunes, su participación en la muerte de al menos tres ancianos más de la residencia, si bien el martes, durante la reconstrucción de la muerte de Paquita Gironès, se habría retractado de algunas de sus afirmaciones iniciales.

Diari de Girona precisa que uno de los casos investigados es el de otra anciana que falleció recientemente en el geriátrico de forma parecida a la de Paquita Gironès, tras haber ingerido un líquido tóxico que le produjo una muerte lenta y dolorosa

Paquita Gironès tenía signos de haber ingerido un liquido abrasivoA raíz de la autoinculpación de Joan V., los Mossos están investigando las circunstancias del fallecimiento de algunos ancianos ingresados en el Centro Geriátrico de la Caritat de Olot cuando el empleado detenido estaba de servicio, los fines de semana. Un portavoz de los Mossos ha señalado que, en relación con este caso, "la investigación sigue abierta" y que "es evidente que se investiga todo", si bien declinó dar más detalles sobre otros posibles casos en los que pudiera estar relacionado Joan V.

Paquita Gironès, de 85 años, fue hallada en la noche del pasado domingo en estado agónico, por lo que fue trasladada al hospital de Olot, donde se comprobó que tenía signos de haber ingerido un liquido abrasivo, ya que presentaba quemaduras en la boca, garganta y tráquea. Tras descartarse el suicidio en la autopsia, los Mossos detuvieron al trabajador del centro Joan V. y ahora investigan su presunta participación en otros crímenes de ancianos.