Google ha anunciado un cambio importante en su algoritmo para mejorar el ranking de los sitios web de alta calidad en sus resultados de búsqueda y así reducir la visibilidad de aquellas webs de baja calidad. El cambio parece estar dirigido a las páginas agregadoras de contenido como 'eHow' y 'Answerbag', las cuales generan artículos basados en las consultas de búsqueda más populares para que se sitúen en las primeras posiciones de los ranking y, de esta manera, atraer 'clicks'.

Esta actualización está diseñada para reducir el ranking de los sitios de baja calidad como los que copian contenidos

Según recoge el blog oficial de la compañía, Google se ha enfrentado a las críticas de algunos usuarios por permitir que los artículos que no son útiles figuren de forma visible en los resultados de búsqueda. "Esta actualización está diseñada para reducir el ranking de los sitios de baja calidad como aquellos que copian contenidos de otras webs", aseguran en el blog oficial un miembro del equipo, Amit Singhal y el jefe del equipo de lucha contra el spam de la compañía, Matt Cutts.

"Al mismo tiempo, proporcionará una mejor clasificación de los sitios de alta calidad, como los sitios con contenido e información original, reportajes en profundidad, el análisis reflexivo y así sucesivamente", añaden.

Google ha asegurado que ha realizado cerca de 500 cambios en su algoritmo en un año pero la mayoría de ellos eran tan pequeños que la empresa no los ha dado a conocer. Este último cambio afectará a un 11,8% de las consultas de búsqueda, tal y como señala Google.

Aunque el anuncio no menciona el contenido de estas páginas agregadoras de contenido, Matt Cutts ha asegurado que Google estaba trabajando en los cambios del algoritmo para solucionarlo. "En general, hay algunas páginas que creo que sería justo identificarlas como 'correo no deseado', en el sentido de que la calidad es tan baja que la gente se queja", dijo en una entrevista reciente.

La semana pasada, Google presentó una extensión del navegador Chrome que la gente puede utilizar para bloquear determinados sitios, y asegura que se encargará de estudiar qué sitios son bloqueados por los usuarios para así conocer cuáles son molestos. Al instalar la extensión para Chrome, el usuario puede bloquear esas páginas no deseadas y además la información sobre el bloqueo que ha realizado el usuario es enviada a Google para poder clasificar los resultados de búsqueda.

Cuando se bloquea un sitio, el usuario no verá de nuevo esos resultados al hacer una búsqueda en Google, aunque siempre que el usuario quiera pueden ser desbloqueados. Esta extensión se encuentra en fase de prueba y está disponible en inglés, francés, alemán, italiano, portugués, ruso, español y turco.