O apoyar la independencia o descartarla. O decir que el referéndum era legal o no reconocerlo y asumir que el Estado debía actuar. El CIS nos dice que el tema catalán toca la fibra sensible de los españoles. Recelan de la ambigüedad. Cs, el más rotundo, rema a favor. Podemos debería escuchar a Carolina Bescansa.