Deportes

Muere el kayakista Aleksander Doba tras hacer cumbre en el Kilimanjaro a los 74 años

Aleksander Doba
IG: @aleksander_doba

El polaco Aleksander Doba, que se convirtió en la primera persona en cruzar el océano Atlántico en kayak y en solitario a los 65 años de edad, falleció el lunes a los 74 tras completar el ascenso al Kilimanjaro (Tanzania), informó su familia en redes sociales. Doba que según declaró quiso convertir su vida en una "katorga" (trabajos forzados, en polaco) voluntaria, era conocido por haber asumido retos deportivos extremos, casi siempre en solitario.

Según un mensaje publicado en Facebook por su familia, Doba falleció en la cumbre del Kilimanjaro, cuando pidió descansar un momento antes de hacer unas fotos. El Kilimanjaro es la montaña "solitaria" del mundo, sin otros picos alrededor.

Doba declaró en una reciente entrevista con 'The New York Times' que había llegado a despreciarse a sí mismo por haber caído en la tentación de encender una hoguera para secar sus ropas tras una jornada de remo en el río Vístula o tener la "debilidad" de ir a comer a un bar, en lugar de conformarse con una lata de carne fría, durante el entrenamiento previo para una expedición.

En 2010 se convirtió en la primera persona en cruzar el océano Atlántico en un kayak en solitario e impulsado sólo por remos (los récords anteriores se lograron con la ayuda de velas). Pero aquella hazaña, que le tomó 98 días, "sólo fue para probarme a mí mismo y al kayak", aseguró en 2014 a la revista "National Geographic", que le nombró "aventurero del año".

Tres años después, Doba repitió el logro con "Olo", que es como bautizó a su embarcación, esta vez desde Portugal hasta Florida, uniendo así los dos puntos más distantes de ambas orillas atlánticas En 2017, cuando ya contaba 70 años de edad, aún repitió la travesía por tercera vez, viajando desde Francia hasta Nueva Jersey (EE.UU.).

Siguiendo la tradición de exploradores y deportistas extremos polacos, aunque actuando casi siempre en solitario, Doba se puso a prueba a sí mismo en varias disciplinas: practicaba el paracaidismo, pilotaba ultraligeros, era capitán de barco y ostentaba varios récords.

Entre estos, el de ser el primero en cubrir a nado toda la costa marina polaca (de Police a Elbląg, unos 400 kilómetros) y circunnavegar en kayak el lago Baikal y el Mar Báltico. Sus gestas le valieron la Cruz de Caballero de Polonia de la Orden de Polonia Restituta en 2015 y la Medalla del Centenario de la Independencia Recuperada en 2018. Poco antes de emprender la que sería su última expedición a África, Doba publicó en sus redes sociales imágenes en las que se le veía nadando en lagos helados.

loading...
loading...