F1

Pedro de la Rosa explica la obsesiva filosofía de Fernando Alonso para mantener su competitividad

Fernando Alonso y Pedro de la Rosa, tras unas 24 horas de Dubái de karts
TW @alo_oficial

Uno de los grandes retos mentales a los que se enfrentan los deportistas de élite cuando llevan muchos años en activo es mantener la competitividad. Conforme avanzan los años, el cansancio se acumula en la mente de los corredores, especialmente de los que ya han ganado. 

El caso de Fernando Alonso por eso es excepcional: a sus casi 40 años mantiene unas ganas que sorprenden a muchos. El asturiano mantiene la misma intensidad en cada carrera que hace, y eso lo ha demostrado en este tiempo que ha estado fuera de la Fórmula 1, dedicado a otras competiciones. Precisamente por su ansia de seguir en la élite ha vuelto al Gran Circo, aunque el proyecto sea a medio o largo plazo hasta que sea ganador.

La preparación mental de Alonso se explica por una obsesiva mentalidad que le impide dejar de pensar en las carreras. "Esa es realmente su fortaleza: Fernando piensa en el automovilismo las 24 horas del día. Todo el mundo dice lo mismo de un campeón, de un piloto, pero en realidad cuando lo dices de Fernando lo dices en serio", ha explicado un hombre que le conoce muy bien, Pedro de la Rosa, en el podcast F1 Nation que presentan Damon Hill, campeón del mundo en 1996, y el periodista Tom Clarkson

El expiloto y actual comentarista de DAZN F1 es buen amigo de Alonso desde que compartieron equipo en McLaren, él como probador y el asturiano como titular, en el convulso 2007. Desde entonces, comparten una gran relación fuera de los circuitos.

De la Rosa ha sido compañero de Alonso en algunas carreras sueltas que ha hecho en este impás fuera del Gran Circo. Mientras iba compitiendo por el WEC o la Indy, también disputó pruebas menores, como las 24 horas de Dubái de karts que ganaron juntos.

"He estado con él cuando no está compitiendo en la Fórmula 1 o en el WEC y siempre está pensando en 'deberíamos hacer una carrera de karts juntos de nuevo'. Siempre dice '¿qué puedo correr este fin de semana?'. Esto es bastante único, y conozco muchos pilotos. Yo mismo: el fin de semana que tenía libre quería hacer otras cosas: quería estar en casa, quería ver a mis hijos, quería estar en la bicicleta. Pero para él no es su trabajo, es su pasión. Es un hombre apasionado y creo que esa es su mayor fortaleza: no tiene otras distracciones en su vida. Es un hombre comprometido al 100%", afirma.

loading...
loading...