Ella mismo lo denunció en Twitter, algo que tuvo sus consecuencias.

Eva Alcaide, árbitro de juveniles, relató en la red social el acoso que sufrió en su último partido por parte de un grupo de aficionados que se encontraban en la grada. Todo ocurrió el pasado domingo, en el campo de Los Manantiales de Alhaurín de la Torre, en un encuentro del grupo malagueño de la Segunda Andaluza juvenil entre el Alhaurín de la Torre y el Fuengirola-Los Boliches, que concluyó con victoria local por 4-3.

La colegiada, de 17 años, tuvo que soportar durante todo el partido que estos chicos le soltaran "joyitas", e incluso llegó a "tener miedo por lo que podrían hacer después". Algo que obligó al club local a expulsar a esos aficionados del campo en el descanso.

Según explicaba Alcaide, el grupo de aficionados "no tenía más de 17 años" y había "niños de 13-14" que intentaron tocarle "el culo".

"Me he sentido totalmente acosada y he estado incómoda en un puto campo de fútbol, donde se supone que voy a divertirme tanto yo como los jugadores y/o padres y espectadores", señaló ella.

El árbitro del encuentro incluyó en el acta los insultos recibidos por su auxiliar, así como la respuesta del Alhaurín de la Torre de expulsar de inmediato, nada más conocer la denuncia, a los aficionados implicados.