Le crecen los enanos a Fernando Alonso. El piloto asturiano cuyo Toyota fue descalificado este lunes tras ganar las 6 Horas de Silverstone, se siente "fresco, motivado y listo para atacar el fin de semana, regresando con el equipo McLaren a la Fórmula Uno en el GP de Bélgica.

"Aunque la Fórmula 1 ha tenido su receso veraniego, parece como si un montón de cosas hubieran ocurrido desde Hungría. Me complace confirmar finalmente mi decisión para 2019 (en que dejará la F1), pero eso no va a distraernos ni a mí ni al equipo del resto de la temporada", advirtió Alonso en un comunicado del equipo británico.

El español asegura que "aún hay mucho trabajo por hacer" y que está deseando volver a situarse en el coche desde los segundos entrenamientos libres.

"Aunque he competido recientemente más que nadie en la parrilla, este fin de semana en el Mundial de Resistencia en Silverstone, no veo ha hora de estar en Spa. Es uno de los mejores circuitos del calendario y también muy divertido", indicó. "Me siento fresco, motivado y listo para atacar el fin de semana la segunda parte de la temporada", concluyó Alonso.

El español, que había ganado junto con el suizo Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima, a bordo del coche número 8 del equipo Toyota Gazoo Racing, las Seis Horas de Silverstone, fueron descalificados, lo mismo que el otro Toyota, pilotado por el inglés Mike Conway, el japonés Kamui Kobyashi y el argentino José María 'Pechito' López, que había quedado en segunda posición.