Toyota, que había vencido las 6 Horas de Silverstone, ha sido exlcuido de la prueba y con ello, Fernando Alonso, que forma equipo con Sebastian Buemi y Kazuki Nakajima, ha perdido la prestigiosa victoria. El motivo ha sido por la investigación de una irregularidad detectada en las verificaciones post-carrera, concretamente sobre el fondo plano de ambos TS050 HYBRID LMP1, que no pasó el test al que fue sometido.

Según especifica la nota de los comisarios, la parte delantera de la plancha de madera del #7 flectó 9 milímetros bajo una carga de 2500 N a ambos lados, mientras que el #8 originalmente victorioso sufrió una flexión de 6 milímetros hacia la derecha y ocho hacia la izquierda, con una carga de 200 N. Es una irregularidad que conlleva la inmediata descalificación de los dos primeros clasificados en las 6 Horas de Silverstone, para desesperación de Alonso.

Rebellion Racing se queda por tanto con el doblete de la prueba. Toyota, no obstante, sigue líder del Mundial, ya que con anterioridad habían logrado vencer las 6 Horas de Spa y el 24 Horas de LeMans.