Carlos Sainz compareció ante los medios en el día previo a que se inicien los entrenamientos libres del Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1. El piloto de Renault ocupará el próximo año la plaza que deja Fernando Alonso en McLaren tras anunciar que se retira de la F1: "No tenía información sobre el futuro de Alonso, pero sí sabía que había interés de McLaren en mí y era un interés recíproco. Siguiese Fernando o no, yo estaba en contacto con McLaren y ellos estaban con ganas", dijo.

Una oportunidad de crecimiento en la escudería inglesa a la que se marcha dejando de lado a Red Bull: "Es imposible estar decepcionado cuando dejas un equipo para ir a McLaren, es uno de los sueños que tenía desde niño, es imposible ser infeliz. He sido parte de la familia Red Bull durante mucho tiempo y ha sido uno de mis objetivos principales, pero como piloto la familia McLaren me empuja y es imposible estar decepcionado con ellos", explicó el piloto.

Sainz reveló que sus contactos con McLaren se han producido durante todo el año y que por eso ha estado tranquilo durante toda la temporada, incluso cuando se especulaba con que se quedara sin asiento la próxima campaña: "He estado en contacto con la cúpula de McLaren en el último año, por eso estaba calmado".