El VAR fue uno de los protagonistas en la victoria de Francia sobre Croacia (4-2) en la final de la Copa del Mundo de Rusia 2018 en la que las selección de Deschamps sumó su segunda estrella. En una de las jugadas, el árbitro consultó el videoarbitraje para señalar un penalti a favor de los franceses tras una mano de Perisic. Involuntaria o no, la acción generó debate en las redes sociales.

Ante esta situación, Iker Casillas estalló contra el uso de esta tecnología. La jugada en cuestión fue el gol en propia puerta de Mandzukic, que llegó después de que el colegiado señalara una falta inexistente a Francia. Griezmann colgó el balón al área y el croata cabeceó en su portería para poner el 1-0 a favor de Francia. El guardameta español no dudó en compartir su indignación: "Sinceramente, no entiendo muy bien el uso del VAR. El árbitro señala una falta que no es a Griezmann. Gol de Francia en esa acción. No pasa nada."

Una acción que tampoco gustó a Luis Suárez, delantero del Barcelona. El uruguayo se sumaba a la protesta del cancerbero español apoyando su comentario y señalando que, además, Pogba, estaba en fuera de juego, algo que más tarde se demostraría que no era cierto "Tenes razón, y a parte de eso Pogba en fuera de juego que participa en la jugada..."

Unas protestas que continuaron por parte de Casillas y que terminó poniendo pegas al penalti que pondría el 2-1 en el marcador: "Para mí no es penalti", sentenció.