El delantero francés Antoine Griezmann, autor de los dos goles de la victoria de Francia contra Alemania, aseguró tras el encuentro que el primero de sus tantos, de penalti, fue más difícil que la pena máxima fallada con el Atlético de Madrid en la final de la Liga de Campeones".

"El penalti fue difícil comparado con el que fallé en Liga de Campeones. Afortunadamente ha salido mejor", declaró Griezman.

El atacante rojiblanco fue de nuevo el principal estilete del cuadro de Didier Deschamps y ya acumula seis tantos con la final por delante, tres más que el español Álvaro Morata, sus compatriotas Dimitri Payet y Oliver Giroud, el galés Gareth Bale y los portugueses Nani y Cristiano Ronaldo, a los que se enfrentará el domingo en Saint Denis.