Lewis Hamilton ha vuelto a manifestar su deseo de no correr nunca más con Fernando Alonso, con quien lo hizo en McLaren en 2007.

El campeón británico ha dicho que "no, eso nunca ocurrirá", sobre la posibilidad de compartir de nuevo volante.

El tetracampeón mundial de F1, en una entrevista al Stuttgarter-Zeitung dice que "Toto (Wolff, jefe de equipo de Mercedes AMG F1), comprende cómo funcionan las dinámicas interpersonales de un equipo. Lo compararía con un imán: cuando dos polos norte se encuentran, se repelen entre sí. Necesitas un polo norte y un polo sur. Dos iguales dan como resultado energía negativa, como en 2007 entre Alonso y yo", asegura Hamilton para explicar los motivos".

Sobre la posibilidad de un cambio ed escudería, asegura: "No iré a Ferrari, quiero acabar mi carrera pilotando una 'flecha plateada'".