Bélgica se ha impuesto en el partido por el tercer y cuarto puesto a Inglaterra, en un encuentro en el que ha vuelto a brillar con luz propia Eden Hazard. El jugador del Chelsea ha marcado el 2-0 definitivo, pero más allá de eso ha participado de forma constante en las jugadas ofensivas de su equipo, guiando a los de Roberto Martínez a conseguir la mejor clasificación de su historia en una Copa del Mundo, superando el cuarto lugar logrado en México 1986.

El Mundial de Hazard ha sido sobresaliente. Con buenas actuaciones en la fase de grupos pero, sobre todo, rayando a muy buen nivel en las eliminatorias. Contra Japón funcionó bien en el tramo final de encuentro, aunque evidentemente su momento fue ante Brasil, donde dejó una de las actuaciones individuales más determinantes del torneo. Ante Francia su equipo no pudo pasar a la siguiente ronda, pero tiró de los suyos en todo momento con marcador en contra, cerrando su participación en Rusia 2018 con un excelente partido ante Inglaterra.

Hazard es una de las alternativas que tiene el Real Madrid para reforzar su ataque, y lo cierto es que por contexto parece una de las opciones más factibles. Por un lado, el jugador siempre ha mostrado su deseo de vestir la camiseta blanca, y por otro, está su situación en el Chelsea. El equipo entrenado por Maurizio Sarri no jugará la próxima temporada Liga de Campeones, evidentemente un argumento para que el belga desee abandonar la disciplina del equipo londinense, además de la duración de su contrato, que concluye en 2020, lo que provoca que a partir del próximo curso el ingreso que puede recibir por su traspaso puede bajar considerablemente.