Jordan Pickford fue el héroe en el pase de Inglaterra a cuartos de final del Mundial de Rusia 2018. Una parada del portero del Everton sirvió no sólo para eliminar a Colombia, sino para hacer posible que su selección ganase una tanda de penaltis por primera vez en todas sus participaciones en la Copa del Mundo.

Para ello, según publica este jueves la prensa británica, Pickford recibió la ayuda del preparador de porteros, Martyn Margetson, que le hizo llegar unas anotaciones sobre los lanzadores colombianos. Lo curioso es cómo se las hizo llegar: Margetson se las dejó escritas en una botella de agua.

Durante la tanda, Pickford se preocupó de que el portero colombiano, David Ospina, no se diera cuenta, y tapó la botella con una toalla. Con esta labor de documentación, el meta inglés adivinó el lanzamiento de Cuadrado (aunque no pudo pararlo) y detuvo el de Bacca.

El próximo rival de Inglaterra en el Mundial será Suecia, rival en el partido del próximo sábado y que, por tanto, ya conoce su truco.