Érase una vez, hace 20 años, una ciudad llamada París que decidió crear un lugar mágico en el que todos volverían a ser niños, como en el país de Nunca Jamás de Peter Pan. Así nació el parque Disneyland París, que se inauguraba el 12 de abril de 1992. Allí encontraron su sitio todos los entrañables personajes de los cuentos que Walt Disney imaginó una vez: princesas, príncipes, piratas, enanitos, el ratón Mickey, el pato Donald... Han sido dos décadas de experiencias inolvidables, de ilusión, de fantasía, en las que el sueño creció con la inauguración en 2002 de un segundo parque, Walt Disney Studios, dedicado al cine y la animación. 20 años en los que cabalgatas, atracciones y personajes han dejado recuerdos imborrables en la memoria de millones de personas. Hoy, ese cuento sigue más vivo que nunca.

La celebración de ese 20 aniversario durante todo el año pasado fue tan exitosa que han decidió ampliar la fiesta. Por delante, otros seis meses de momentos mágicos, más sueños que se harán realidad, más emociones para pequeños y grandes aventureros, que podrán disfrutar de las novedades creadas especialmente para la ocasión, como el espectáculo nocturno Disney Dreams, la cabalgata Disney Magic On Parade o la atracción Meet Mickey Mouse.

El parque cuenta con 57 atracciones. Hay donde elegir: aventuras para toda la familia, diversión para los más pequeños, o grandes emociones, como poder convertirse en Indiana Jones por un día, cruzar el espacio en una nave o montar en Rock 'n' Roller Coaster, una de las montañas rusas más rápidas de todos los parques Disney. Las cinco atracciones favoritas del público según recoge la web de Disneyland París son: Space Mountain: Mission 2, una montaña rusa con loopings y tirabuzones a través de galaxias y supernovas; Piratas del Caribe, para explorar a bordo de un barco las cuevas ocultas de los piratas en el mar Caribe; Big Thunder Mountain, una montaña rusa de 33 metros de altura ambientada en una mina del Oeste; It's a Small World, un crucero por un canal lleno de colores, música, juguetes y 48 muñecos que cantan; y Buzz Lightyear Laser Blast, donde los niños disparan rayos láser desde naves espaciales.

Para el tiempo de descanso y ocio, el parque dispone de siete hoteles temáticos (5.800 habitaciones), 58 restaurantes (que han ofrecido más de 600 millones de comidas), 62 tiendas, 15 salas de cine y una sala Imax para ver todos los estrenos. Además hay atracciones deportivas, campo de golf de 27 hoyos y pista de patinaje sobre hielo.

La última parada del día se hace mirando al cielo, que se ilumina cada noche con Disney Dreams, la gran apuesta para sorprender a los visitantes durante estos meses especiales. El nuevo espectáculo es toda una fantasía de luces, colores y efectos especiales: rayos láser, 15 cañones de fuego, proyectores y cortinas de agua de 40 metros de altura. En el montaje cobran vida todos los clásicos Disney en un recorrido por sus cuentos más entrañables, siguiendo la sombra fugitiva de Peter Pan. Las 60.000 imágenes proyectadas transforman por completo el Castillo de la Bella Durmiente, convirtiéndolo en un cielo estrellado o incluso en una réplica de la catedral de Notre Dame.

Asistencias por millones

El año del 20 Aniversario, 2012, el parque temático batió el récord de asistencia, con 16 millones de visitantes (1,5 más que en 2011). Desde que abriera sus puertas en 1992, el complejo ha recibido a más de 260 millones de personas, y hoy es el destino turístico líder en Europa y visita obligada para las familias, ya que de los 78 millones de turistas que viajan a Francia anualmente, 4,6 millones visitan el parque, según datos de Disneyland París.

El país que aporta más turistas es Francia (49%), seguido del Reino Unido (13%), España y Portugal (10%), Holanda (6%), Bélgica (6%), Luxemburgo (6%) e Italia (4%). El 66% de los visitantes son familias con niños pequeños. Cada año, cerca de un millón y medio de españoles visitan el parque. De hecho, Disneyland París ya es el destino más elegido por las familias españolas para pasar sus primeras vacaciones en el extranjero. Y es que todos nos sentimos tentados alguna vez a volver a ser niños y dejarnos llevar por nuestros sueños de la infancia.

Las cifras más curiosas de Disneyland París

  • La superficie del parque abarca más de la quinta parte de la superficie de París.
  • Más de 14.000 personas de 100 nacionalidades trabajan en 500 profesiones dentro del parque.
  • La fachada de Main Street USA (la calle principal) está iluminada por 225.000 bombillas.
  • Unos 50.000 trajes se utilizan solo en los espectáculos.
  • Cada año se crean unas 5.000 piezas de vestuario, entre sombreros y accesorios.
  • La velocidad de aceleración de la montaña rusa Rock 'n' Roller Coaster pasa de 0 a 93 km/h en solo 2,8 segundos, comparable con la de un coche de Fórmula 1.
  • Desde su apertura se han vendido más de 6 millones de manzanas caramelizadas.