La multinacional español Applus+Idiada ha presentado en Montmeló (Barcelona) un prototipo de coche eléctrico superdeportivo de competición, bautizado como Volar-e, con una potencia de mil caballos.

El Volar-e, cofinanciado por la Unión Europea, es un gran turismo de cuatro motores eléctricos que alcanza los 300 kilómetros por hora, tiene una potencia de 1.000 caballos y posee un sistema pionero que permite recargar el 85% de su batería en 15 minutos.

Es uno de los hitos más importantes en la historia de la ingeniería del automóvil "Es uno de los hitos más importantes en la historia de la ingeniería del automóvil", ha asegurado el consejero delegado de Applus+Idiada, Carles Grasas, quien ha resaltado la labor de los 180 ingenieros que han hecho posible que el prototipo estuviese listo en los seis meses previstos.

"Los conductores necesitan que se les informe bien sobre los vehículos eléctricos, y actos como los de hoy ayudan a desmontar muchos tópicos y prejuicios", ha defendido el presidente del Racc, Sebastià Salvadó.

Salvadó ha reconocido que la implantación de este tipo de coches será lenta, pero ha asegurado que a largo plazo son la única salida para garantizar la viabilidad de esta industria.

"La movilidad actual es insostenible con un parque de 800 millones de vehículos; en 2050 habrá más de 3.000 millones, por lo que la solución pasa por el vehículo eléctrico".