Durante el día, las estrellas en Disneyland París son Mickey Mouse, Pluto, Donald, Goofy, Blancanieves, Cenicienta y el resto de personajes de películas, cuentos y dibujos animados. Pero por la noche solo hay un protagonista en el que se concentran todas las miradas: el castillo de la Bella Durmiente. En torno a esta construcción tiene lugar Disney Dreams, el espectáculo que el parque eligió para celebrar su 20 cumpleaños, y que ahora podrá disfrutarse durante seis meses más, con nuevos elementos, como canciones de las películas El Rey León y Brave.

'Disney Dreams'
es un espectáculo
que combina pirotecnia, juegos
de agua, láser
y proyecciones en
alta definición sobre el castillo

Creado por Steve Davison para el vigésimo aniversario del parque temático francés, Disney Dreams conjuga fuegos artificiales, proyecciones en alta definición sobre el castillo, láser y juegos de agua para hacer un recorrido, guiado por Peter Pan y su juguetona sombra, por algunas de las películas y personajes más famosos de Disney. El resultado es una apabullante exhibición de efectos especiales sobre las paredes y torres del castillo, de una duración aproximada de 20 minutos, y que ahora podrá disfrutarse seis meses más, entre abril y septiembre de este año.

Durante la presentación del espectáculo, este pasado fin de semana, los asistentes fueron invitados a convertirse en parte de la gala con las Disney Light Ears,unas orejas que emulan a las del ratón Mickey y que, colocadas a modo de sombrero, se iluminan sincronizadas con los juegos de música, pirotecnia y proyecciones gracias a un sistema de infrarrojos. El parque las comercializará a partir de este verano.

Desfile de moda, con Custo y Lanvin

Disney quiso celebrar la ampliación de su aniversario con un desfile de moda en el que diferentes modistos presentaron creaciones inspiradas en los populares personajes. Así, Minnie Mouse lució un diseño de Lanvin, obra de Alber Elbaz; Sister by Sibling y Michael Michalsky usaron como musa a Cenicienta; Olcay Gulsen hizo lo propio con el Rey León; Luisa Beccaria se inspiró en la princesa Jasmine; Jean Paul Knott, en Blancanieves; Philip Treacy basó su diseño en Peter Pan, y el español Custo Barcelona presentó un traje inspirado en Maléfica, el malvado personaje de La Bella Durmiente.