De este modo, fuentes del caso han informado a Europa Press de que este viernes tendrá lugar en la Audiencia Provincial de Sevilla la constitución del jurado popular encargado de enjuiciar al acusado, para el que el Ministerio Público solicita, a cuenta de un presunto delito continuado de amenazas del artículo 169.1 del Código Penal, cuatro años de prisión y el pago de una indemnización a la víctima de 12.234 euros.

La Fiscalía relata que, desde septiembre de 2007, el acusado "venía amenazando" al denunciante "con prender fuego a la casa o al vehículo familiar con él y su familia dentro o con cortarles el cuello" si no le entregaba 600 euros "cada tres o cuatro días".

De la misma forma, y según señala el Ministerio Público, el imputado amenazó a la víctima "con ir a Sevilla para delatarlo ante quienes lo buscaban (y desconocían su paradero) por haber testificado contra ellos en un juicio e indicarles su nuevo domicilio para que tomaran represalias contra él y su familia".

Desde que comenzaron las amenazas, el perjudicado entregó al acusado 10.000 euros en metálico, una vídeo consola X BOX valorada en 434,90 euros y una moto de la marca Yamaha valorada en la cantidad de 1.800 euros.