La decisión se basa en un informe, con fecha del 6 de julio, de la Dirección General del Agua, sobre la situación de los embalses de cabecera del Tajo, que cifra las existencias del conjunto de embalses Entrepeñas-Buendía, a fecha 1 de julio de 2016, en 581.432 hectómetros cúbicos.

Es decir, se encuentra en situación hidrológica excepcional, nivel 3, conforme a las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura de la Ley de Montes.

En esta situación, corresponde al ministro que tenga atribuidas las competencias de agua -en este caso la titular de Agricultura y Medio ambiente, Isabel García Tejerina-, autorizar los trasvases, previo informe de la Comisión Central de Explotación. El ministerio puede autorizar de forma discrecional y motivada, un volumen mensual de hasta 20 hectómetros cúbicos.

Así, el Gobierno ha aprobado ese trasvase, en consonancia con el acuerdo de la Comisión Central de Explotación, con fecha 6 de julio de 2016, dada la "nula probabilidad" de que la situación llegue a nivel 4, teniendo en cuenta la situación actual de los embalses de Entrepeñas-Buendía y las aportaciones previsibles para los meses de julio, agosto y septiembre.