Una "difícil novillada" en la que se lidiaron erales de Aguadulce y en la que, además de Medina, sufrieron cogidas, sin graves consecuencias, los otros dos participantes: Pedro J. Aguilar, "El Jareño", de la Escuela Taurina de la Diputación de Málaga, y Fernando del Rocío, de la Escuela Taurina Municipal de Camas (Sevilla).

Medina mantuvo a la plaza "en vilo", sobre todo con el segundo toro de su lote, con el que demostró "la garra de un novillero que desea abrirse paso en este difícil mundo del toro y clasificarse en la final de este certamen".

Sin embargo, el extremeño no pudo conseguir la segunda oreja al fallar con la espada en el primer toro, según ha destacado la diputación pacense en una nota de prensa.

Esta ha sido una de las cuatro novillada sin picadores, de promoción de nuevos valores de la Tauromaquia, que se están celebrando, del 7 al 28 de julio, en la plaza de toros sevillana. Los tres mejores novilleros actuarán en la final que tendrá lugar el día 28 de julio.