En declaraciones en Radio Castilla-La Mancha recogidas por Europa Press, Gregorio se ha pronunciado así preguntado por el trasvase de 60 hectómetros cúbicos desde los embalses de Entrepeñas-Buendía a través del acueducto Tajo-Segura, a razón de 20 hectómetros cúbicos al mes para los meses de julio, agosto y septiembre de 2016, publicado este viernes el Boletín Oficial del Estado (BOE), que -como ha recordado- es una decisión de una comisión técnica, no política, que "evidentemente duele".

Dicho esto, ha manifestado que le hubiera gustado que en 2005 se aprobase el Plan Hidrológico Nacional porque "hubiera mitigado el tema de los trasvases", algo con lo que en Castilla-La Mancha "estamos muy sensibilizados", y se ha mostrado convencido de que en torno a este asunto debería haber un consenso entre todas las fuerzas políticas y las administraciones.

RELEVOS EN LA SUBDELEGACIONES

De otro lado, José Julián Gregorio ha confirmado que, una vez se confirme el nuevo Gobierno nacional se nombrarán subdelegados en varias provincias de la región, toda vez que sus actuales titulares han llegado a la edad de jubilación.

Es el caso del subdelegado del Gobierno en Albacete, Federico Pozuelo, que ya lo comunicó hace un año, pero Gregorio le pidió el "favor" de que se quedase hasta las elecciones; del de Cuenca, José Montalvo, que también tiene ya 66 años, y del subdelegado en Ciudad Real, Fernando Rodrigo, que los cumplirá en agosto.

José Julián Gregorio ha comentado que renovar las subdelegaciones del Gobierno en la región también es "bueno" porque de esta forma "entra nueva sangre".