En España el precio de la vivienda terminada (nueva y usada) aumentó un 1,5% en junio en relación al mismo mes del año pasado, manteniendo el "buen tono" de los últimos meses.

Entre enero y junio de este año el precio de la vivienda ha subido un 2,2%, frente al recorte del 1,1% que experimentó en los seis primeros meses de 2015. El índice acumula un descenso del 41% desde los máximos alcanzados en 2007.

Los mayores incrementos interanuales registrados en junio en el precio de la vivienda se dieron en las capitales y grandes ciudades, con un aumento del 3,6% respecto a junio de 2015.

En la costa mediterránea y en el resto de municipios (pequeñas y medianas localidades no incluidas en las otras áreas) los precios subieron un 0,3%. Por el contrario, las áreas metropolitanas mostraron una caída en el precio de la vivienda del 1,3% interanual.

En el acumulado del año (enero-junio), las islas son las que registran el mayor repunte, con un avance del 8,7%, seguidas de las capitales y grandes ciudades (+3%) y el resto de municipios (+2,3%). En la costa mediterránea y las áreas metropolitanas los precios han retrocedido un 0,8% y un 1,4%, respectivamente, en los seis primeros meses del año.

El ajuste medio en España desde el máximo alcanzado en 2007 se sitúa en el 41%, y por debajo de la media se encuentran Baleares y Canarias (-26,7%) y el resto de municipios (-36,8%).

La costa mediterránea sitúa la caída acumulada del precio de la vivienda en el 48,5%, seguida de las áreas metropolitanas (-45,8%) y las capitales y grandes ciudades (-43,8%).