En declaraciones a Europa Press, el alcalde de la localidad, Manuel Guerra, ha precisado que en la jornada de este viernes los servicios municipales están limpiando los puntos más afectados de cara al fin de semana.

Entre las incidencias destacan calles, locales y casas abnegadas, alcantarillas que no daban abasto para tragar todo el agua, suciedad por las vías y ramas y árboles caídas en ellas, además de un cortocircuito que provocó un apagón de un par de horas en algunos barrios del municipio.

A su vez, dos fuentes de la localidad, la Fuente del Concejo y la del León estuvieron inundadas durante bastante tiempo. El alcalde ha precisado que "estas tormentas son más usuales en agosto, pero no en julio ni con tanta violencia y en tan poco tiempo".