La formación regionalista ha recordado que han existido "muchos puntos oscuros" en toda la gestión y adjudicación del Balneario de Grávalos en el cual ya se gastaron más de 10 millones de euros y ahora existen aún más sobrecostes a pagar por todos los riojanos, para poder reabrirlo. Han resaltado también los recursos de alguna empresa contra la adjudicación de la gestión que ahora se ha demostrado mala y negativa.

Desde el PR+ han lamentado tener que volver a gastar más de 500.000 euros en nuevas reparaciones en un Balneario que estuvo abierto muy poco tiempo por mala gestión y que ha conllevado enormes problemas y pérdidas al Ayuntamiento de Grávalos. Desde la formación riojanista se preguntan dónde está la garantía de la construcción del Balneario que ahora, entre el Gobierno y el Ayuntamiento, tienen que hacerse cargo de reparaciones millonarias en pocos años.

Destacan desde el PR+ que Pedro Sanz inauguró en 2011 un Balneario que no abrió sus puertas hasta el año 2014 y que cerró en 2015. Prometieron casi 50 empleos y "es otra de las grandes mentiras" que se contaron en este proyecto termal que ha sido simplemente "un desastre de gestión" por parte del Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento de Grávalos y que deberían hacer públicos los informes municipales y del propio Ejecutivo sobre la situación real.