Efectivos de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), con base en el parque de Cangas de Onís, junto al jefe de zona oriental, en colaboración con la Guardia Civil, han rescatado el cuerpo sin vida del pescador.

Los restos mortales del fallecido fueron recuperados en una operación conjunta entre Bomberos del SEPA y efectivos del GREIM (Grupo de Rescate e Intervención de Montaña) de la Guardia Civil. Los agentes del instituto armado instalaron un sistema de polipastos para acceder al pozo donde se encontraba sumergido a cuatro metros el pescador.