Como ha informado la asociación en un comunicado, según los datos publicados por el Consorcio de Turismo de Sevilla, durante 2015 julio fue el mes del año en el que se recibieron menos turistas nacionales, lo que certifica que "el mito del calor está más arraigado en España que en el extranjero".

Los agentes de viajes han expresado que el verano es una buena fecha para visitar Sevilla, incluso para realizar unas vacaciones prolongadas. "Las actividades estivales, la oferta cultural y artística, los parques temáticos y acuáticos, la gastronomía en bares, restaurantes y terrazas, e incluso la cercanía a las playas onubenses y gaditanas, permiten que nuestra ciudad pueda ser destino vacacional veraniego de primer orden", han dicho.

Así, han comparado la capital andaluza con destinos turísticos internacionales como Dubai o Las Vegas, que padecen temperaturas "más extremas" y ello "no les impide" seguir recibiendo visitantes a lo largo de todo el año.

"Esperamos que la estancia de Barack Obama en Sevilla constituya un espaldarazo para el turismo, tanto por los impactos en medios que esta visita supone, como por la influencia que la misma pueda tener sobre aquellos que alberguen algún recelo a visitar Sevilla en verano", ha afirmado Aevise.