Según han asegurado en un comunicado de prensa recogido por Europa Press, la "virulencia e intensidad" de estas tormentas de verano han dado al traste con miles de hectáreas de cebada, trigo, centeno y avena que estaban a punto de ser cosechadas.

A esto han sumado los efectos en otros cultivos como la remolacha, el girasol, la patata, el maíz, las hortícolas y las alubias, que han sufrido "las peores consecuencias" por la piedra que ha caído "y que ha dejado literalmente machacadas muchas parcelas en todas las provincias de esta Comunidad Autónoma".

Según sus datos, los daños en cereales han sido "muy intensos" en numerosos términos municipales, tal y como ha confirmado Agroseguro, "lo que pone en evidencia aún más a todos aquellos que días atrás aseguraban irresponsablemente que estábamos ante una cosecha histórica y ante unos datos económicos muy positivos en la Región por la grandísima campaña cerealista".

La Alianza ha recordado que han sido varios días seguidos los que han descargado granizo con la acumulación de un "enorme espesor" en las parcelas y con un tamaño de la piedra que en algunos casos era muy similar al de las nueces "como consecuencia de las tremendas tormentas localizadas en algunas zonas". En otros casos el arrastre de tierras por exceso de agua también ha provocado "importantísimos daños", han añadido.

UPA-COAG han pedido a Agroseguro que agilice todo el proceso para la tasación de las explotaciones afectadas una vez que los asegurados han registrado daños enviando sus partes de siniestro. "Es fundamental que Agroseguro no se demore en agilizar la peritación de daños, así como en indemnizar de forma inmediata los cuantiosos daños correspondientes por siniestro", han reclamado.

Esta organización ve prioritario actuar con "suma diligencia" en unos momentos en los que los profesionales están asumiendo "unos costes de producción elevadísimos".

Además han reclamado a las administraciones que declaren zona catastrófica a los términos municipales más afectados para que, de este modo, pongan en marcha medidas como pueden ser la condonación de la contribución rústica, condonación de las cuotas de la Seguridad Social o la subvención directa de tratamientos cicatrizantes y abonos foliares para los cultivos de huerta.