El secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, ha defendido este viernes que los socialistas no pueden facilitar "nunca" un gobierno del PP, porque sería un "suicidio". A su juicio, del Comité Federal de este viernes saldrá el rechazo a la investidura de Mariano Rajoy, aunque ha admitido que existen "matices" entre las posturas de los dirigentes territoriales del partido.

Así lo ha señalado el líder de los socialistas castellano-leoneses en declaraciones a la prensa en Ferraz, después de reunirse con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Tudanca ha sido el primero de los nueve 'barones' que acudirán este viernes a la sede del partido.

Tras casi una hora con Sánchez, Tudanca se ha mostrado convencido de que los "matices" que hay entre las posturas de las federaciones quedarán "zanjadas" mañana en el Comité Federal, donde se verá "cuál es la posición unánime con toda la lealtad al secretario general, al conjunto del partido y de los socialistas".

Por su parte, ha dejado claro que considera que su partido no puede facilitar "por acción ni por omisión" un Gobierno del PP y ha lamentado que "muchos de los que han tratado de destruir al PSOE en estos tres años, ahora le piden que se suicide dándole un ataque de responsabilidad, absteniéndose en la investidura".

CREE QUE LA POSICIÓN DEL COMITÉ FEDERAL SERÁ UNÁNIME

A su juicio, esta es la posición "inmensamente mayoritaria" entre la militancia y los responsables del partido, pero, en todo caso, ha recalcado que si alguien pone en duda esta tesis, "la mejor manera de resolverlo" es "consultar a la militancia". En todo caso, está convencido de que la posición del Comité Federal va a ser "absolutamente y unánime" en el no a Rajoy.

A partir de aquí, no ha querido adelantar acontecimientos sobre qué pasaría si Rajoy fracasa en su intento. Eso sí, ha puesto en valor la propuesta de la presidenta de Baleares, Francina Armengol, que defiende que Sánchez debería intentar una mayoría alternativa en ese caso.

En ese punto, ha cargado contra el jefe del Ejecutivo aragonés, Javier Lambán, que dijo ayer que esa iniciativa es "un producto de la tramontana, que en determinadas épocas del año alterna las mentes". "No sé si la tramontana también sopla en Burgos, pero el PSOE tiene la responsabilidad y el deber de si Rajoy vuelve a fracasar, intentarlo por el bien de los españoles", ha dicho.