La formación 'naranja' expresó la semana pasada que no apoyaban la renovación de Sanz como senador autonómico, porque habían "perdido la confianza en él". No obstante, el expresidente pidió una certificación a la Cámara para acreditar su vigencia como senador, y el pasado miércoles en el Senado acreditó su condición.

El jefe del Gobierno regional ha respondido a preguntas de los periodistas sobre este asunto, en el balance de su primer año de Legislatura que ha ofrecido, tras presidir el Consejo de Gobierno, en la Bodega Institucional de 'La Grajera'.

Ha señalado que "este aspecto está perfectamente regulado", y "cualquier cambio o modificación deberá de pasar por el Parlamento de La Rioja". "Las leyes - ha añadido- están para cumplirlas y eso estamos haciendo".

Ceniceros ha recordado que cuando fue presidente de la Cámara "me tocó extender muchas credenciales", por lo que ha insistido en que "es una polémica artificial", ya que "a Sanz se le eligió en el Parlamento para un mandato de cuatro años".

RELACIÓN CON 'CIUDADANOS'

No obstante, Ceniceros ha indicado que "estamos satisfechos" con el pacto de gobernabilidad que suscribieron con 'Ciudadanos'. Ha recordado que cada tres meses se reúnen para hacer un seguimiento del "acuerdo que fue público" y que "ha sido positivo, tanto por el PP como del Gobierno, así como Ciudadanos", a pesar "discrepar en algunos asuntos".