La intervención será llevada a cabo por la Conselleria de Cultura a través del Centre de Restauració de Béns Mobles de Catalunya y se centrará en la limpieza general de la superficie alterada y la retirada de las capas de resina, según ha informado este viernes el departamento en un comunicado.

La empresa encargada de ejecutar la obra será Arcovaleno y está previsto que tenga una duración de cuatro meses; el coste total será de 125.000 euros financiados por el Patronato del Monasterio de Ripoll, la Diputació de Girona y la Conselleria de Cultura.