En rueda de prensa, el diputado socialista ha dicho que este nuevo trasvase es una "irresponsabilidad" dada la situación que presentan los embalses de cabecera y que muchos pueblos de Guadalajara y Cuenca son abastecidos con cisternas.

"Se trata de una tomadura de pelo del PP de Rajoy y Cospedal, que se vuelven a reír de las gentes de Castilla-La Mancha", ha condenado el parlamentario de Guadalajara, que ha agregado que "duele" que los dirigentes del PP en la región justifiquen esos trasvases. "Miran y aplauden", ha criticado.

Luego de acusar al Ejecutivo de Rajoy de "castigar" a Castilla-La Mancha, por acometer un total de 13 trasvases "sólo por estar gobernada por el PSOE", ha dicho que el Memorándum del Tajo que suscribió Cospedal, "solo fue un flotador para salvarse en Génova mientras a los castellano-manchegos les ahoga".

Es por ello que Escudero ha concluido pidiendo tanto a PP como a Podemos unidad de acción en torno a la defensa del agua de la región y que apoyen las iniciativas del Gobierno de García-Page, "que está luchando por los intereses de la tierra".