En España, durante el primer semestre de 2016, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos vio aumentar su número de afiliados en 41.380 autónomos, pasando de los 3.167.998 en diciembre de 2015 a los 3.209.379 en junio de 2016. Este crecimiento supuso, en términos relativos, un aumento del 1,3 por ciento. Se trata del cuarto año consecutivo con crecimiento de autónomos durante un primer semestre del año.

Galicia y País Vasco han sido las dos únicas comunidades autónomas que han perdido autónomos durante el primer semestre de 2016, un 0,1 por ciento en ambos casos, lo que en términos absolutos se traduce en 115 autónomos en Galicia menos que al empezar el año y 128 en el País Vasco.

El resto de comunidades autónomas, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla vieron aumentar en el primer semestre del año el número de autónomos inscritos en la Seguridad Social, siendo Baleares y Andalucía las que lideraron dicho incremento durante los seis primeros meses del año, con un crecimiento del 11,4 por ciento en Baleares, es decir, 9.399 autónomos más que a principios de año y los 10.176 mencionados en el caso de Andalucía.

Con crecimientos en cuanto al número de autónomos durante el primer semestre del año también se encontraron por encima de la media nacional Comunidad Valenciana (1,7 por ciento), Cataluña (1,4 por ciento) y la ciudad autónoma de Melilla (2,7 por ciento).

Si se analizan los datos por provincias, hay 40 de ellas, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla han aumentado el número de trabajadores cotizando en régimen de autónomos de la Seguridad Social.

DATOS NACIONALES

En el conjunto del país, si se analizan los datos por género, el ritmo de creación de empleo autónomo ha sido similar tanto en hombres como en mujeres. Ellos aumentaron en un 1,2 por ciento (24.743 nuevos autónomos varones) y ellas en un 1,5 por ciento (16.636 autónomas).

En valores absolutos, los varones representaron prácticamente seis de cada diez nuevas altas de autónomos en el primer semestre de 2016, concretamente el 59,8 por ciento frente al 40,2 por ciento que fueron mujeres.

En cuanto a los sectores de actividad, el informe elaborado por ATA muestra cómo la totalidad de los sectores sumaron nuevos autónomos entre diciembre y junio, siendo cuatro actividades las que concentraron el 57,5 por ciento de los nuevos negocios/actividades puestas en marcha por los emprendedores. Así, hostelería, que sumó en el primer semestre 9.981 autónomos; actividades profesionales, 5.068 autónomos; comercio, 4.410 autónomos; y construcción, 4.332 autónomos.

"LA RECUPERACIÓN DEL EMPLEO ES UNA REALIDAD"

A la vista de los datos, Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ha subrayado que "hay menos paro que hace un año, más autónomos, más cotizantes a la Seguridad Social y más contrataciones indefinidas, lo que refleja que la recuperación del empleo ya no es sólo un deseo sino que se ha convertido en una realidad".

"Hemos ido ganando retos a pesar de la crisis, como es conseguir la creación de empleo, y el próximo reto es conseguir mejorando las condiciones de esos empleos, lo que se conseguirá si logramos un clima de certidumbre y se genera estabilidad", ha subrayado Amor.

En la misma línea, ha expuesto que ya hay 3.209.379 autónomos y que se ha recuperado gran parte de los perdidos a lo largo de estos duros años de crisis. "Los autónomos generan el 40 por ciento del empleo en España y casi la mitad del empleo indefinido", ha apuntado Amor, que considera que es "importante apostar por el colectivo que se ha mostrado como la principal palanca del crecimiento de la creación de empleo estable".

"El próximo Gobierno debe fijar como objetivo prioritario en su hoja de ruta a los autónomos, como verdaderos generadores de empleo", ha concluido.