Los hechos han ocurrido en una vivienda de la calle Libertad a la que la patrulla ha acudido urgentemente después de que un testigo haya informado de una fuerte discusión entre una pareja. Según la denuncia, el hombre se encontraba agrediendo a la mujer, a la que propinaba puñetazos en la cara en presencia de sus hijos.

Cuando agentes de policía llegaron al lugar, la víctima les explicó que no era la primera vez que era golpeada por su marido, si bien no deseaba interponer denuncia contra él ni ser asistida por ningún médico.

Tras constatar que la víctima presenta signos de haber sido golpeada en cara y cuello y descubrir en una habitación a los menores, los agentes detuvieron al supuesto agresor, que se encontraba todavía en el lugar. El arrestado se encuentra en comisaría a la espera de ser puesto a disposición judicial.