Así lo ha comunicado en su visita a la escuela de verano de Trinidad-Perchel, en el CEIP Bergamín de la capital malagueña, el cual, según ha precisado, es el colegio público más antiguo toda la Comunidad Autónoma, ya que este año celebra su 100 aniversario.

Ese proyecto supone una inversión de 350.000 euros en la provincia -60.000 más que en la anterior edición-, y cuenta este año con dos escuelas más que el pasado verano, lo que supone que 115 niños más se están beneficiando de este programa.

En concreto, en el CEIP Bergamín se está atendiendo a 60 niños

que disfrutan de actividades lúdicas, deportivas y educativas, entre otras.

"Desde la Junta de Andalucía estamos haciendo un esfuerzo importante por cubrir las necesidades de nuestros niños en temas tan importantes como puedan ser los que tienen que ver con una alimentación saludable", ha apuntado la consejera, precisando que se dirigen "a niños que tienen especiales dificultades".

Además, Sánchez Rubio ha destacado que son 16.000 niños los niños beneficiados en la provincia con las ayudas económicas familiares durante todo el año, así como que es "importante el esfuerzo en colaboración con las distintas asociaciones".

Por su parte, el vicepresidente de la asociación Nueva Alternativa de Intervención y Mediación (NAIM) -entidad que gestiona la escuela-, Juan José Santana, ha agradecido el apoyo de la Junta de Andalucía y del colegio y ha subrayado que "todos los niños proceden de familiares vulnerables".

"Los niños que participan en las escuelas de verano reciben una educación integral como parte de un proyecto educativo y formativo. Muchos no están acostumbrados ni siquiera a llevar un hábito alimentario correcto, y aquí trabajamos en esa educación de enseñarlos a comer bien", ha afirmado Santana.

Además, ha precisado que esto "no es sólo enseñarles a comer, también a utilizar de forma correcta los cubiertos o a no levantarse hasta que no se acaba todo. Los educamos en el hábito de comer porque están acostumbrados a hacerlo de mala manera, y aquí, como mínimo, todos tienen que comer de todo. Se comprometen a eso, y están respondiendo bastante bien", ha asegurado.

Igualmente, ha apuntado que en este proyecto de dos meses "los niños van a tener ese periodo de formación integral", así como que desde la asociación trabajan "también con las familias" para "beneficiar al máximo a los niños que tenemos".

ANDALUCÍA

En toda Andalucía, son casi 5.000 niños -casi 300 más que en la pasada edición- los atendidos en las 66 las escuelas de verano que se han puesto en marcha estas vacaciones -seis más que en 2015-, ante lo que la consejera ha reafirmado que "es importante el esfuerzo que hacemos". Este año, cuenta con un presupuesto de 1.665.000 euros -165.082 más que el pasado-.

Por otro lado, la consejera ha destacado las ayudas económicas familiares que también se les hacen a las familias "para atender esas necesidades básicas durante todo el año" que benefician a 45.000 menores en la Comunidad Autónoma; y que, junto a los beneficiados por otros servicios que presta el Gobierno andaluz como el cátering a domicilio o comedores sociales, suman 147.000 niños atendidos.

"Hemos visto que la crisis, que se ha cebado con las familias, directamente afecta a los niños en particular porque son más vulnerables", ha asegurado Sánchez Rubio, remarcando que "en muchas ocasiones son madres que llevan la carga familiar solas y al final la pobreza está teniendo rostro de mujer y de niño".

Del mismo modo, se ha referido al refuerzo alimentario que la Junta pone en marcha durante el curso escolar, y ha apuntado que son

25.000 los niños que en éste 2015-2016 se han beneficiado de esta ayuda, lo que ha supuesto una inversión de 168 millones de euros.